La meditación: origen, beneficios y métodos.

La meditación es una práctica milenaria, iniciada en la cultura oriental, inspirada en el budismo y el hinduismo, en armonía con otras prácticas como el Yoga, el Tai-chi y el Chi-dong. Se asocia clásicamente con la espiritualidad y el auto-descubrimiento. Es una forma de entrenamiento mental que tiene como objetivo mejorar habilidades psicológicas, como la atención y la autorregulación emocional, así como una técnica de autocontrol utilizada para aumentar la auto-conciencia, reducir el estrés, aumentar la concentración, mejorar el estado de ánimo, la autodisciplina, el sueño y la tolerancia al dolor. La práctica regular de la meditación deja el cuerpo, mente y corazón en un estado de serenidad. Al meditar, el individuo se aleja de los problemas y angustias de su vida diaria, abriendo un espacio para escuchar su intuición, y conectarse con tu mundo interior.

En las últimas décadas, la meditación ha sido de gran interés en el campo de la neurociencia, haciendo que miles de científicos hayan decidido estudiar los efectos que esta práctica milenaria puede tener en el funcionamiento de nuestro cerebro.

La práctica meditativa tiene una correlación con la activación de la corteza prefrontal izquierda, la cual está relacionada con emociones positivas y mayor resiliencia. La meditación también tiene un efecto físico en el cerebro que ayuda a combatir la degeneración cognitiva, y también refuerza aspectos como la concentración y la empatía.

El cerebro responde a los estímulos externos, especialmente a los sonoros, por lo que al reemplazar patrones mentales adquiridos a través de la focalización de la atención en música relajante, visualizaciones o la repetición de afirmaciones positivas, es posible acelerar el proceso para que nuestra frecuencia se eleve. De este modo, nos desharemos de patrones donde había estancamiento o repetición mecánica.

Todos los estudios demuestran que una práctica de meditación regular tiene beneficios para pacientes de cualquier edad.

La práctica meditativa se consigue enfocando el pensamiento en cualquiera de los siguientes ejemplos:

🧘🏻‍♀️ La respiración en sí

🧘🏻‍♀️ Imagen: luces, divinidades

🧘🏻‍♀️ Sonidos: mantras o música instrumental

🧘🏻‍♀️ Objetos: velas, estatuas

🧘🏻‍♀️ Pensamiento: declaraciones positivas

🧘🏻‍♀️ Meditación activa: centrando tu atención en la actividad que realices

¿Cuál es tu preferido? 

Volver arriba
Portugués